No sé si el poema viene antes o después del viaje. Si el asombro es la forma en que se mira o si la forma en que se mira determina el asombro. Lo que sí sé es que cada viaje me reconstruye, me vuelve a construir desde el otro, desde su mirada, desde su lenguaje. Viajar se vuelve poema.


domingo, 3 de julio de 2016

Gardey


Gardey es un pueblito que queda a 25 km de Tandil. 532 habitantes. La mitad levantaron la mano para saludarnos cuando pasábamos con el auto. La otra mitad dormía la siesta.


-Junio 2016-



No hay comentarios:

Publicar un comentario