No sé si el poema viene antes o después del viaje. Si el asombro es la forma en que se mira o si la forma en que se mira determina el asombro. Lo que sí sé es que cada viaje me reconstruye, me vuelve a construir desde el otro, desde su mirada, desde su lenguaje. Viajar se vuelve poema.


domingo, 3 de julio de 2016

Merlo

"La señora de la cabaña de al lado confunde cascarudos con cucharachas, está enfurecida y dice que va a hacer una denuncia. Yo le expliqué que lo que vuela hacia la luz es un cascarudo pero ella insiste en que es cucaracha. ¿Y qué se le puede decir a una persona que no reconoce a una cucaracha, ¿eh?, nada, no es cierto?"

(relato de Silvia, empleada en Merlo, San Luis)

-Enero 2016-


No hay comentarios:

Publicar un comentario