No sé si el poema viene antes o después del viaje. Si el asombro es la forma en que se mira o si la forma en que se mira determina el asombro. Lo que sí sé es que cada viaje me reconstruye, me vuelve a construir desde el otro, desde su mirada, desde su lenguaje. Viajar se vuelve poema.


domingo, 3 de julio de 2016

Merlo

"Usted vaya hasta lo de la Oma si quiere comer tortas ricas. Tiene que ir hasta Carpintería, llega a la plaza y agarra la calle de tierra. Le da y le da hasta que piense que está perdido. Le va a parecer que esa calle no termina nunca. Sígale dando y cuando piense que se quiere volver va a ver que ahí aparece la casa de té que dice La Oma. Ahí hay tortas galesas".


(Recomendación de Silvina, empleada en Merlo, Enero 2016)





No hay comentarios:

Publicar un comentario