No sé si el poema viene antes o después del viaje. Si el asombro es la forma en que se mira o si la forma en que se mira determina el asombro. Lo que sí sé es que cada viaje me reconstruye, me vuelve a construir desde el otro, desde su mirada, desde su lenguaje. Viajar se vuelve poema.


domingo, 3 de julio de 2016

San Javier

"-Qué son estos 30 pesos que me está cobrando?
-Es el servicio de cubiertos, son dos de 15 pesos cada uno, uno por usted y uno por su mujer.
-oíga, me lo hubiera avisado antes y comía la pizza con la mano."



(oído en una pizzería, San Javier, Enero 2016)

No hay comentarios:

Publicar un comentario