No sé si el poema viene antes o después del viaje. Si el asombro es la forma en que se mira o si la forma en que se mira determina el asombro. Lo que sí sé es que cada viaje me reconstruye, me vuelve a construir desde el otro, desde su mirada, desde su lenguaje. Viajar se vuelve poema.


domingo, 3 de julio de 2016

San Javier

"-No, señor, los 30 pesos de cubiertos no son sólo por los cubiertos en sí, sino por la atención en la mesa.
-Usted me dice que me está cobrando 30 pesos por haberme traído la pizza hasta acá? Es como si el verdulero me cobrara por llevarme las cebollas hasta la bolsa."


(oído en una pizzería en San Javier, Enero 2016)

No hay comentarios:

Publicar un comentario