No sé si el poema viene antes o después del viaje. Si el asombro es la forma en que se mira o si la forma en que se mira determina el asombro. Lo que sí sé es que cada viaje me reconstruye, me vuelve a construir desde el otro, desde su mirada, desde su lenguaje. Viajar se vuelve poema.


domingo, 3 de julio de 2016

Tafí del valle, Tucumán

En Tafí del Valle conocí a Norma. Ella es santiagueña pero vive en Tafí. Lo sé porque ella me explicó que es tan amorosa con los turistas porque es santiagueña y por eso me contaba que las mejores empanadas se conseguían en lo del simoqueño. Esa amabilidad se debía a que ella es santiagueña, repetía, porque si hubiese sido tucumana, aclaró, no me decía nada de nada.

(Julio 2014)





No hay comentarios:

Publicar un comentario